Inicio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IMAGENES

1618567_221804671345352_510807748_n.jpg

LIGA C.A.R.V.V. 2014

HOJA 1 CLASIFICACIÓN

HOJA 2 LISTADO CARRERAS

HOJAS 3 .... CARRERA INDIVIDUALES

CARRERAS

October 2017
M T W T F S S
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Sin duda, es una pregunta difícil de responder, más que difícil, deberíamos de decir que es un interrogante de respuesta variopinta ya que, posiblemente, existen tantas motivaciones como corredores. Permitidme por favor que no caiga en la vulgaridad de utilizar el término “runner” para referirme a toda aquella persona que se calza unas zapatillas para salir a correr. Puedo entender que la palabra atleta se nos quede grande a todos nosotros. Quizás suena a Olimpiadas, a la antigua Grecia y a toda la mitología, en parte filosófica, a la que recuerda en entorchado y el fuego de la ciudad de Olimpia, pero de ahí, a tener que utilizar un pomposo anglicismo para definirnos como simples deportistas hay un mundo.

Pero no nos desviemos de la cuestión que da título a este simplón artículo. En el tiempo que llevo corriendo he oído de todo:

-    Compañeros que salen a correr porque de esta forma han logrado cambiar ciertos hábitos de vida, por decirlo de alguna manera, poco sanos. De estos tenemos unos cuantos ejemplos en nuestro club ¿verdad?
-    Gente a la que, verdaderamente, les gusta correr y disfrutan haciéndolo. Rápidamente se me viene a la cabeza mi amigo Alejandro.
-    Otros a los que, el estresante ritmo de vida al que nos ha condenado la neoliberal sociedad en la que vivimos, es el único deporte que les permite practicar. Todos podemos recordar, por ejemplo, a Curti entrenando a horas a las que, los demás, estamos comiendo o descansando de una relajada sobremesa.
-    Algunos corremos, meramente, porque nos gusta el deporte y, este concretamente, se nos da más o menos bien. Quizás sea este el grupo en el que, personalmente, mejor encaje.
-    También existe un importante grupo de corredores que, se acercaron al atletismo como forma de empezar a ir resolviendo, por decirlo de alguna manera, sus problemas con la bascula y que, finalmente, han hecho de la carretera una forma de vida. Este motivo incluso ha dado para el establecimiento de un programa televisivo.
-    Cómo no acordarnos de los competitivos, los que corren porque, sin lugar a dudas, es una de los deportes que, en mayor medida, nos permite competir con nosotros mismos, sin la necesidad de contar con nadie más. Unas zapatillas, una línea de meta y un crono al que vencer. Da igual que cruces el arco final en el puesto 40 que en el 600, lo único importante es vencer al aparatito electrónico de nuestra pulsera. Pensad por ejemplo en alguna otra competición en la que veamos celebrar, como un auténtico poseso y con los brazos bien en alto, al que llega en el puesto 600 de la clasificación general. Eso solo pasa en este mundo porque, a pesar de ese puesto, ha logrado rebajar en dos minutos su marca personal y, eso simplemente, junto con el orgullo y la satisfacción por el logro, justifican ese alarde desmesurado de júbilo.

Posiblemente podríamos dedicar muchas más líneas a los distintos motivos que nos hacen atarnos las zapatillas y salir a la carretera: la necesidad de desconectar con todo y disfrutar de la soledad voluntaria; el peso de la conciencia ante algún exceso cometido días atrás; que tu plan semanal de entreno así te lo exige y, por pocas ganas que tengas de echarte al asfalto, así terminas haciéndolo, etcétera, etcétera, etcétera.

Pero centrémonos un poco en uno de los motivos antes expuestos, la competitividad. Ya sea porque intentar mejorar cada día es algo intrínseco a mi propio ser o porque así además me lo inculcaron en esa Escuela Salesiana de Nuestra Señora del Rosario de Rota, que así se llamaban nuestros entrañables Salesianos, en la que desde pequeño te enseñan a que vencer lo es todo y que el segundo no es más que el primero de los últimos, lo cierto es que esa competencia, conmigo mismo, es algo que me ayuda a salir a correr.

Una simple amenaza como ¿a que no tienes cojones de correr la media marathón con nosotros? provocó que, apenas unas semanas después, me viera enfundado en una equitación amarilla y azul, con mi amigo Ramón Caraballo al lado, intentando alcanzar las calles de la vecina localidad de Chipiona, con más miedo que vergüenza en el cuerpo y, hasta el kilómetro 21 temerosos de que, un par de metros más adelante, nuestras piernas, simplemente, se rompieran.

Sencillamente, digamos que, me gusta competir, me gusta ganar y es algo que he llevado por bandera en todos y cada uno de los deportes por los que, en algún momento de mi vida, he pasado y competido, ya fuera baloncesto, balonmano, tenis, tenis de mesa o, más recientemente, pádel. Sin embargo, el atletismo me ha hecho entender otra forma de competir, una forma de competir que, en mi modesta opinión, creo que incluso te ayuda a ser mejor persona. Me estoy refiriendo a la camaradería entre corredores.

Una camaradería que propicia que algunos sacrifiquen unos segundos de sus marcas por ayudar a un compañero (nunca dejare de estarle agradecido a Fabián por esos últimos 500 metros de la Marathón); que te de fuerzas para terminar una carrera, tomar un poco de agua, retomar el aliento y correr hacia atrás para llevar hasta la meta al amigo que peor lo esté pasando; un nivel de compañerismo que hace que si un atleta de Rota cae al suelo frente a la Catedral Sevillana, te pares y lo levantes del suelo cuando apenas tienes fuerza para buscar con la vista el mojón que indica kilómetro 35 o un sentimiento de pertenencia a grupo y de que todos remamos en el mismo sentido capaz de hacer que te lleves nueve kilómetros intentando llegar a la altura del corredor que va delante tuya, que a falta de apenas unos metros le des alcance y que, en ese momento, sin saber muy bien el porqué y sin ni tan siquiera pensarlo, lo primero que hagas es darle una palmadita en la espalda al otro y le digas: venga, ánimo, que ya está esto terminao!

Por todo ello, por hacerme mejor persona, gracias atletismo.

INFOROTA

FISIOTERPEUTA

Contador de Visitas

225712
HoyHoy125
Este mesEste mes2110
Todos los díasTodos los días225712
Día con más visitas 05-15-2016 : 794

CLUB OLIMPO CADIZ

ESCUDO

ZAPATILLA ORO 2013

ZAPATILLA DE ORO

Club Olimpo Cádiz

Club de Atletismo Olimpo

Web y blog del C.A. OLIMPO. Cádiz - Avdª. de la Bahia S/N Complejo Deportivo Manuel Irigoyen, local nº 2 -CADIZ
  • RESULTADOS DE PRUEBAS DIA HISPANIDAD y FIN DE SEMANA 14-15 OCTUBRE: CROSS DEL MOSTO - OPEWATERS ROTA - TRIATLON CHICLANA - 1/2 Maratón Ámsterdam - CONFERENCIA NUTRICIÓN - EURAFRICA TRAIL - CUEVA DEL GATO-